Icono del sitio la maleta del caracol

Graso sobre magro

El óleo es un producto fácil de manipular y de adquirir, y ademas es sumamente versátil, lo que le permitirá crear una extensa gama de efectos magníficos. Puede utilizarse directamente, sin diluir, para crear obras de consistencia pastosa o puede diluirse  para formar capas de imprimaciones o veladuras.

En la pintura clásica al óleo el cuadro se va formando por superposiciones de capas. Al ser una pintura que seca despacio es conveniente esperar entre capa y capa, esto  permite hacer un progreso gradual y bien meditado.

Cuando se trabaja de este modo es importante hacerlo según el principio del «graso sobre magro» el graso hace referencia a la pintura utilizada sin diluir. El magro tiene poca pintura y esta diluida en trementina (aguarrás u otro diluyente). La idea es empezar con magro reduciendo la cantidad de trementina en cada capa hasta aplicar el óleo directamente del tubo para las ultimas capas.

Salir de la versión móvil